Doctora Leiva

Tratamiento del Dolor y Acupuntura

Archivo para la etiqueta “dolor”

El dolor se puede transmitir socialmente, según un estudio en ratones

En un artículo de final del año 2016 que aparece en la revista Science Advances, estudiaron como el dolor se puede transmitir socialmente sin necesidad de lesión, solo por transmisión olfatoria, en ratones. 

En el experimento se trataba de ratones a los que se les inyectaba suero irritante que los mantenía dos semanas con dolor, los ratones que no recibían la inyección irritante si se metían en el mismo habitáculo donde habían estado los ratones con dolor, también lo experimentaban como si tuviesen la nocicepcion química y el dolor inflamatorio! ALUCINANTE!!!Parece que la transmisión se efectuaba vía olfatoria. 

La supervivencia del clan parece estar el la clave de este mecanismo, de forma que ningún peligro que pudiese afectar a alguien de la comunidad pasa desapercibido para el resto. Esto aseguraría la pervivencia de la especie. HIPÓTESIS!?


Esto plantea cuestiones que quedan en el aire: ocurrirá también entre humanos? Si es así, por qué vía? Como permitimos que el dolor se nos contagie? Existen caminos terapéuticos que se abren a la luz de este experimento? 

Claramente, se abren nuevas vías de investigación y de nuevo se demuestra que para que haya dolor no es necesaria la lesión tisular 😳😱

A pensar el finde! Estaré encantada de oír vuestros comentarios 🌺

Este es el enlace completo al artículo: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC5072181/

Anuncios

David Butler en España: “Explicar el dolor para tratarlo”

Con David Butler en AustraliaYo tuve que ir muy lejos para recoger los últimos conocimientos en neurociencia y neurobiología aplicada al tratamiento clínico del dolor.

Esta foto es de mi viaje a Australia en abril 2016, allí tuve oportunidad de conocer a David Butler, uno de los padres de la transcripción a la clínica de todas las investigaciones de laboratorio sobre el dolor.
Ingenioso, entretenido, inteligente y muy experimentado, es fascinante asistir a sus cursos.
Este aprendizaje supuso un cambio y un paso importante en mi práctica clínica. Desde mi visita a Australia, aplico en mi clínica todo lo aprendido allí.
En mayo días 12 y 13 de este año 2017, podremos tener a David Butler impartiendo un curso monográfico de dos días en Valencia, hablando sobre la aplicación en clínica de los últimos avances en neurobiologia del dolor aplicada a la Clínica.
No os lo perdáis os lo recomiendo! 👌😉
Este es el enlace al curso:
http://congresos.adeituv.es/butler

Se realizará en la Fundación Universidad-Empresa de la Universidad de Valencia

Cincuenta sombras del Dolor

En cada sesión que tengo con mis pacientes de dolor crónico, le voy soltando enseñanzas sobre neurobiologia del dolor y su aplicación en clínica. Todo ello basado en las enseñanzas de Lorimer Moseley, el investigador en dolor más joven premiado por la IASP, asociación internacional para el estudio del dolor.
Moseley, a través de su trabajo divulgativo ha intentado que tanto profesionales del dolor como pacientes, apliquen todo lo descubierto sobre el dolor en su tratamiento clínico, obteniendo así unos resultados mejores y más duraderos en con las terapias. Gran propugnador de la educación para los pacientes con dolor.
En este texto podéis encontrar 50 sentencias recogidas por Laree Draper o Lars Avemaría, de las enseñanzas en dolor de este gran neurocientífico, recogidas de su conferencia en la Universidad de Adelaida en agosto de 2013, “Getting a grip on the pain”
Este es un ejemplo, pinchad aquí si queréis descubrir las 50 sombras del dolor:

“Pain is the output. Nociception is one of the inputs. All of the inputs are evalu- ated when we’re talking about pain, I think, according to this ques- tion: How dangerous is this? Based on everything I know, which is all of the information available to me right now, how dangerous is this really?”

IMG_4282.JPG

El Mundo Secreto del Dolor

El dolor es una percepción

Una percepción, es el procesamiento que realiza nuestro cerebro de alguna de las informaciones que provienen de nuestros sentidos. Fácilmente se entienden las percepciones que proporcionan los sentidos del gusto, oido, vista, olfato; casi toda persona es capaz de entender que si algo falla en el sistema de percepción, en el órgano del sentido, o en el tracto nervioso que lleva la información al cerebro o en el cerebro mismo, la percepción va a estar alterada; por ejemplo, un cañonazo puede no ser percibido o quizá un mínimo sonido ser percibido como un sonido horrible, quizá hasta hiriente, por nuestro cerebro, si algo falla en estos receptores, transmisores y procesadores centrales. Incluso, si nuestra atención, está puesta en algo muy importante para nuestro cerebro, un sonido que en otras circunstancias se podría percibir claramente, ni siquiera se va a registrar.

No he mencionado el sentido del tacto, y su percepción, o procesado central, que dependiendo de su interpretación a nivel cerebral, puede ser de placer, tacto o dolor.  Sin embargo, muchos aspectos pueden modificar cómo un mismo estímulo “lesivo”, en un momento determinado nos puede provocar un dolor terrible y en otro momento determinado, puede que ni siquiera sea percibido por nuestro cerebro, y por consiguiente, no lo notemos. Ello va a depender de la importancia que se le de a dicha información por parte de nuestro cerebro. Pasa en  el dolor agudo, por ejemplo, cuando alguien está corriendo de algo peligroso, puede que se lesione una parte del cuerpo en la carrera y no lo notará, hasta que su cerebro deje de darle prioridad a dicha carrera. En el dolor crónico, algo falla en el sistema de transmisión y procesado, porque o bien existe una transmisión continua de información por parte del sistema de transmisión de información “tactil” al cerebro, o una continua memoria de esa sensanción dolorosa corporal, que va repitiendo de forma continua nuestro cerebro; ello funciona de forma independiente, quizá podría ser comparado a tener un zumbido continuo en los oidos.

En el caso del oido, casi todos entendemos que a veces se pueden tener ruidos en el oido por fallo en el sistema de percepción o recepción, sin embargo, en el dolor crónico, existe una continua ansiedad ligada a la búsqueda de la lesión que provoca dicho dolor.

Mucho nos queda por aprender del dolor, tanto agudo como crónico. Durante los últimos años, han sido enormes los pasos que se han dado hacia el descubrimiento de la biologia y neurociencia que se esconde detrás de la percepción dolorosa. Sin embargo, muchos de dichos descubrimientos, no se han sabido explicar al público en general, y existe una gran ansiedad ligada al desconocimiento de lo que pasa en el dolor. Más debemos hacer los profesionales en el campo de la educación en el dolor y mayor debe ser nuestro trabajo colaborativo con nuestros pacientes para conocer qué repercusiones clínicas tienen esos descubrimientos biológicos en la clínica.

Os dejo este video de 2011 de la BBC, en el que se intentan explicar muchas de las cosas que ocurren a nivel biológico en la percepción del dolor. Para ello utiliza como hilo argumental a una familia italiana que es incapaz de percibir el dolor, debido a un problema genético y a raíz de aquí el Prof John Wood, especialista en genética, trata de explicar qué ocurre a nivel biológico para estas alteraciones en el tacto y el dolor.

Muy interesante documental, os lo recomiendo. Está en inglés, así podéis practicar. Ya me comentaréis que os parece!

Neuroma de Morton: Una “china” en el pie

Feet on pebble beach

Un paciente me pregunta si la Acupuntura serviría para tratar un Neuroma de Morton. Pues bien, para aquellos que no lo sepan, un NEUROMA DE MORTON consiste en un engrosamiento en la estructura y envoltura de un nervio en la planta del pie. En otras palabras, a efectos clínicos, el paciente siente como si tuviese una china permanentemente adherida a su zapato de Adán, o sea, el pie.
Se cree que está producido por traumatismos sobre la planta del pie al andar descalzo o sobre zapatos con suelas tan finas, de forma que los impactos sobre dichos suelos irregulares van traumatizandola, de manera que en algún momento producen la inflamación de uno de los nervios de la misma y en un nervio se produce un pequeño engrosamiento. Esta tumoración de un nervio plantar produce una clínica de dolor crónico, que se manifiesta con molestia dolorosa importante al andar, más intenso al hacerlo sobre suelos irregulares, al andar descalzo, con calzados con mala suela o al correr y saltar. La situación es muy incómoda para el paciente, como se puede imaginar, ya que invalida una vida normal en personas en la edad media de la vida, que es el grupo de edad que más lo suele presentar.
Como todos los dolores crónicos, esto además se sufre en soledad, y los pacientes intentan múltiples remedios para intentar paliar el dolor, tales como: cambio de calzados, plantillas, férulas etc. Todo ello, hasta que al llegar definitivamente al médico y ser diagnosticados, se les planteará la posibilidad quirúrgica.
Sin embargo, yo no recomendaría esta opción hasta haber agotado todas las posibilidades conservadoras. Esta vía pasaría por llevar un calzado adecuado que proteja la planta del pie y sus nervios de nuevos impactos que incrementen la inflamación.
Todo ello acompañado de técnicas analgésicas como la acupuntura que es un método estupendo para reducir el dolor y disminuir la inflamación. Masajes del pie tipo Tuina. Terapia neural que ayuda en los dos sentidos, reducir el dolor y la inflamación y por último, las recientemente introducidas en clínica en nuestro pais, inyecciones de Colágeno MD.
Desaconsejo técnicas como la neurolisis con alcohol y tampoco me parece una buena opción la cirugía, ambas se trata de técnicas agresivas y que pueden producir lesiones que después son difíciles de resolver.
A la vez que estas técnicas conservadoras se tiene que practicar fisioterapia y reeducación de la marcha, ya que estos pacientes por el largo tiempo soportando dolor en el pie, realizan modificaciones de la postura y la marcha que necesitan cambiar para ganar de nuevo confianza y perder el miedo al dolor.
Si conocéis alguna otra solución para este problema añadidlo en comentarios, eso nos enriquecerá! Saludos! 😉

Desensibilizando el dolor

In wrong cloth / En tela equivocada

El dolor y el miedo comparten muchos puntos en común, quizá más de los que creemos. Si nos paramos a pensar ambos términos son superponibles en muchas circunstancias.

En el dolor crónico, el miedo es el sentimiento predominante de todos aquellos que lo acompañan. Hay miedo a sentir la sensación desagradable física, hay miedo a no poder realizar las actividades cotidianas, a no poder trabajar, a no poder estar con los amigos, con la familia, hay miedo a que nos sorprenda, hay miedo a que no desaparezca, hay miedo a que sea el síntoma de una enfermedad incurable, de que oculte un gran daño… Hay tanto miedo en el dolor crónico, que el paciente se siente paralizado.

Cuanto más tiempo ha padecido un paciente dolor, el simple pensamiento, la realización o la visión de aquellas actividades que normalmente desencadenan el dolor, lo desencadenarán. Ocurre de forma parecida a cuando desarrollamos una fobia.

Por razones muchas veces desconocidas, animales, situaciones, espacios, nos provocan pavor. Esta personificación del miedo se denomina fobia. Las fobias provocan muchos síntomas físicos en las personas que las padecen, tales como sudoración, taquicardia, pérdida de conciencia, etc. Normalmente si se evita el objeto o situación que la provoca no desaparece el problema, ya que en cualquier circunstancia no controlable, esos desencadenantes pueden aparecer inesperadamente. El mejor tratamiento para las fobias es la desensibilización.

Esta terapia consiste en la aproximación sucesiva del sujeto a situaciones que le producen las conductas asociadas con la fobia. Se realiza de una forma muy gradual y continua. De forma que en un periodo extendido en el tiempo la persona sin darse cuenta se encuentra junto a los objetos o en las situaciones que le producían tanto terror. El vencer de esta forma la fobia provoca una sensación de éxito y un gran empuje de ánimo y poder para el paciente.

En el dolor se ha visto que este paradigma de tratamiento también se puede aplicar y que junto con muchas otras terapias formaría parte del inicio del tratamiento.

Aunque funciona mejor para dolores neuropáticos, se ha visto que puede ser útil en todos los dolores crónicos, no tiene efectos adversos, aunque requiere interés y compromiso. Definitivamente, vale la pena problarlo.

Para la desesibilización del dolor el paciente tiene que practicar a diario, por un periodo de 2 a 4 semanas fijando su atención en movimientos en videos/películas o de la vida diaria de la gente, también fotografías o imaginando situaciones en las que otra gente mueve la parte del cuerpo que el paciente tiene dolorida. Ejemplo: si se tiene dolor lumbar, acercarse a ver trabajadores cargando y descargando cajas de materiales pesados, o videos de you tube en los que se haga eso. De esta forma se trabaja reeducando al cerebro, a la corteza cerebral, a que se puede mover esa parte del cuerpo sin presentar dolor.

En algún momento del futuro, el cuerpo, aquella parte corporal enferma comenzará a reproducir los movimientos que ha ido grabando con todos los sentidos e irá perdiendo el miedo, ese sentimiento enorme que vive en el dolor. De esta forma, estoy segura, la victoria de los tratamientos sucesivos estará servida.

Aplicando en la clínica la explicación del Dolor: Lorimer Moseley en SEFID

 Los avances de los últimos 20 años en el conocimiento del dolor, el cerebro y la mente son espectaculares. Mucho ha cambiado con ellos la clásica concepción de daño o lesión corporal igual a dolor.

Todos los que trabajamos en el dolor crónico, sabemos que lesión no es causa necesaria ni suficiente para tener dolor. Mucho de ese conocimiento lo debemos a la divulgación de los conocimentos del dolor, por un fisioterapeuta e investigador australiano: Lorimer Moseley. Junto con el psicólogo David Butler publicaron en 2004 el libro Explain Pain, Explicando el Dolor, un libro dirigido a terapeutas y pacientes por igual, en el que de una forma accesible y amena explican  los conocimientos biológicos sobre el dolor. Mucho se ha publicado sobre cómo la educación en la patología del dolor ayuda a disminuir los niveles del mismo.

Pero a los clínicos se nos plantea otra duda: ¿Cómo aplicar todos estos conocimientos a la práctica clínica? ¿Cómo ayudar a nuestros pacientes a través de todo lo descubierto sobre el cerebro, mente y dolor en los últimos años?

Pues bien, este científico, el más joven investigador en dolor premiado por la IASP , ha venido a España por segunda vez, invitado por la SEFID, Sociedad Española de Fisioterapia y Dolor, de la que me siento orgullosa de ser miembro, para explicarnos cómo se pueden aplicar esos conocimientos en la práctica clínica a nuestros pacientes.

Con una simpatía desbordante, unos conocimientos apabullantes, una alegría contagiosa, unas metáforas deliciosas, una energía arrolladora y con precisión y organización en su programa, nos ha ido desvelando, a una comunidad de fisioterapeutas, rehabilitadores, médicos de familia, psicólogos, pedagogos y anestesiólogos, algólogos en suma; cómo aplicar los últimos conocimientos del dolor a través de técnicas nada invasivas, aunque basadas en un gran conocimiento de mente, cerebro y biofisiosicosociología del dolor. Todo con mucho fundamento.

Gracias a twitter hemos podido recopilar unos apuntes estupendos del evento, y abajo os dejo la historia de todo el congreso, para los que no lo habeis podido asistir que tengais la oportunidad de disfrutarlo aunque sea en diferido. Espero que os guste!

La angustia de la artritis reumatoide juvenil: alternativas terapeuticas

Lola me consulta por su hija de 2 años con el debut de Artritis reumatoide juvenil o Enfermedad de Still. Esta enfermedad consiste en inflamación de las articulaciones de forma súbita y persistente, más de 6 meses, que afecta a todas las articulaciones de forma migratoria, evolucionando en crisis, va acompañada de fiebre muy alta y otros síntomas generalizados, afectando a órganos internos. Se trata de una enfermedad muy invalidante y muy angustiosa para pacientes y por supuesto para sus progenitores, ya que suele comenzar antes de los 16 años.

Se han postulado teorias sobre problemas autoinmunologicos, aunque la causa es todavía desconocida.

En la medicina alopática, es decir, la medicina que se practica en nuestros hospitales, los tratamientos van dirigidos a tratar los síntomas: inflamación y dolor, todo ello con corticoides y antiinflamatorios. Manteniéndose este tratamiento casi de por vida, con aumentos y reducciones en las dosis. Se está comenzando a utilizar un nuevo antiinflamatorio, aprovado hace 11 años por la FDA, la Anakinra, que bloquea selectivamente la Interleukina 1, una proteina que se produce en gran cantidad en la AR, de esta forma se evita las inflamaciones articulares que existen en estos pacientes.

Las alternativas terapeúticas que ofrecen las medicinas integrales, ofrecen todo un abanico de herramientas que mejora la calidad de vida de los pacientes y reduce o quita la medicación. Me voy a referir a la medicina tradicional china y la homeopatía, ya que han sido las que mejores resultados han dado en estas patología.

Según la medicina tradicional china, la artritis reumatoide se produce por estancamiento en los canales de acupuntura por viento, calor y humedad. En las formas juveniles, existe una predisposición genética que en medicina china es interpretada como una insuficiencia en la esencia en el canal de riñón, existe también alteración en el canal de hígado y bazo. El tratamiento por tanto va dirigido a desobstrucción de ese estancamiento y fortalecimiento de la esencia de riñón, así como evitar los agentes y nutrientes que perjudican a los órganos afectos. Para mí se trata de un abordaje integral ya que trabaja sobre el origen de la enfermedad, fortaleciendo el organismo, la parte que geneticamente está en deficiencia y evitando aquellos agentes que pueden dañar o debilitar. Un acupuntor tratará al niño aparte de con semillas y pequeñas agujas con dieta y consejos sobre hábitos higiénicos, muy importantes en los problemas crónicos. Los masajes sobre los puntos de acupuntura y los canales ayudan a la circulación de la energía y evitan el estancamiento.

La homeopatía es una de mis favoritas en problemas pediátricos, ya que es menos traumática para el niño que la acupuntura. Si es que bien realizada actúa sobre el problema de base, que la homeopatía lo cifra en el tiempo gestacional del niño y en la dotación genetica, y tiene medicación que actúa sobre este origen y también trata los síntomas de la enfermedad. Este hiperenlace os llevará a una interesante entrada sobre homeopatía y artritis reumatoide juvenil.

Ni qué decir tiene que alimentación equilibrada con dieta adecuada al problema, ejercicio físico rutinario y adecuado y evitar los desencadenantes de las crisis así como el estrés, son el complemento ideal para el manejo de este problema crónico que con la introducción de una rutina cotidiana sana, hace la enfermedad mucho más llevadera para todos.

Entiendo tu angustia Lola. Espero que estos consejos te sirvan de ayuda!

Dolor de rodilla como marcador de vitalidad

El dolor de rodilla o gonalgia, es un síntoma resultado de diferentes patologías que afectan a las rodillas y que pueden incluir desde lesiones traumáticas, hasta enfermedades que en su evolución gradualmente afectan a esta importante articulación del cuerpo.

Imagen tomada de Google images

Puede afectar a las superficies articulares, los ligamentos que soportan dicha articulación, los menismos que amortiguan la relación de superficies óseas o los tendones que anclan los diferentes músculos que pasan por la rodilla y ayudan en su movimiento.

Las patologías que más comunmente se asocian con la rodilla y con dolor en dicha articulación es la artritis y artrosis. La primera ocurre en el contexto de una enfermedad sistémica autoimmune (artritis reumatoide), que afecta a las articulaciones, que se caracteriza por rigidez y dolor de las mismas, que puede estar acompañada de inflamación, enrojecimiento y a veces hinchazón y derrame de la misma. En la artrosis ocurre una degeneración de las superficies articulares debido a la edad y/o hábitos sedentarios que provoca depósitos de calcio y otras sustancias en dichas superficies que puede provocar un cuadro de dolor crónico.

Otra común afectación son las tendinitis, que consisten en inflamación de los tendones que rodean la articulación. También tenemos en la población de edad media lesiones traumáticas del tipo: fisura/rotura/desgarros de meniscos o ligamentos y los esguinces.

Todas estas patología provocan dolor. Un dolor que normalmente, como he dicho, se tiende a cronificar.

Según la Medicina Tradicional China (MTC), la rodilla es una articulación que está asociada el órgano y canal de riñón, que en dicha medicina es el portador de la energía esencial del individuo, aquella con la cual nacemos. De ahí que no sea frecuente observar problemas de dolores de rodilla en la población muy joven, aparte de lesiones o en el seno de enfermedades autoimmunes, que normalmente tienen carácter hereditario. Es un problema que suele aparecer en situaciones en las que hay desgaste de nuestra energía, agotamiento físico o mental. Le afecta mucho y mal el frío y la humedad, factores de los cuales hay que protegerse en los problemas de esta articulación. El dolor según la MTC se debe a la obstrucción de la circulación de sangre y energía por los canales.

Siguiendo esta filosofía enumero una serie de consejos que puede realizar el paciente en casa y que pueden reducir el dolor a la mitad:

  • Automasaje de la rodilla, al menos semanal. Revisar el artículo que pongo en enlace sobre masaje. Pongo auto aunque si el masaje lo hace otro miembro de la familia, es mucho más agradable y quizá funcione mejor. En dichos puntos se puede colocar un esparadrapo con un grano de arroz, de forma que haga presión sobre puntos de acupuntura; técnica que reducirá por acupresión el dolor.
  • Cambio de hábitos de vida: evitar sedentarismo. La inmovilidad de la articulación, favorece la acumulación de sangre y sustancias que al acumularse en la zona inmóvil favorecen la dificultad de movimiento y con ella el dolor.
  • Pérdida de peso o mantenimiento de un peso adecuado a la edad y estatura de la persona. Tener presente que la obesedad es el resultado de no consumir la cantidad de calorías que se ingieren. Reflexionar sobre el tema, y pedir ayuda en esta linea si se necesita.
  • Calor suave en la articulación. El calor hace que la sinovial (“lubricante”) de la rodilla esté más fluido y facilite el movimiento de las superficies, el movimiento reduce el dolor. Evitar ejercicios en frío.
  • Ejercicios suaves de la rodilla para ir aumentando en amplitud de movimientos e intensidad de los mismos, conforme vayamos calentando y mejorando el estado de forma se reducirá el dolor. Ver el video al final de la entrada.
  • Restringir el uso de rodilleras para cuando se va a realizar ejercicio brusco o cuando se va a exponer la articulación a situación de desgaste y mucho frío. La rodillera al ejercer de ayuda externa a la articulación, como la que hacen naturalmente los ligamentos y músculos de la rodilla, evitaría un mayor fortalecimiento de dichos tejidos, al ser usada de forma rutinaria.
  • Dormir, comer y descansar adecuadamente.
  • Sonreir ante todo. La sonrisa estimula los mecanismos internos de control y modulación del dolor.
El enlace lo he hecho a un video del Maestro de QiGong y Terapeuta Jorge Beltran que ofrece un estupendo portal el cual recomiento que se llama Recupera tu salud con QiGong.

Una vez que un paciente con gonalgia ha realizado estos sencillos consejos el problema de dolor se habrá reducido a la mitad o menos y la sensación de triunfo y control sobre su cuerpo será tal que la rodilla dejará de ser un problema.

Para terapeutas interesados aquí hay un estudio interesante sobre uso de ventosas, calor y acupuntura en problemas de gonalgia, realmente inspirador!. ¿Tú qué opinas?

Dolor: en el conocimiento está la terapia

El dolor es una experiencia compleja. De hecho hace unas semanas comencé a grabar lo que la gente definía como dolor y la mayoría de los entrevistados lo referían como situaciones emocionalmente lesivas que les producían o habían producido un daño intangible.

El dolor ya hace mucho tiempo que quedó claro que se trata de una percepción. Si aunamos la definición de la Asociación Internacional para el Estudio del Dolor (IASP) y la definición de percepción nos encontramos con este resultado:

Leer más…

Navegador de artículos

A %d blogueros les gusta esto: