Doctora Leiva

Tratamiento del Dolor y Acupuntura

Lumbalgia, ciática, dolor de espalda ¿Me opero Doctor?

La espalda puede doler por tres razones fundamentales: problemas muscular, óseo,  neurológico o una mezcla de ellos.

De Google images

La columna es el soporte de nuestro cuerpo, sobre ella pivotan todas las estructuras y es el eje alrededor del cual nos movemos. Es muy sensible ya que tiene dentro a la médula espinal, estructura nerviosa de la cual salen todos los nervios que se van a distribuir por nuestro tronco y extremidades. De esta forma la edad, malas posiciones, aumento de peso, tensión nerviosa o la mezcla de todas ellas va a castigar el buen funcionamiento y las sensaciones que emanan de este importante eje de nuestro organismo.

El silencio, el no dolor es sinónimo de salud. El dolor es un signo de alarma de nuestro organismo. Sin embargo, cuándo el dolor se prolonga en el tiempo, más de 3-6 meses,  aparte de la causa que lo originó que produce dolor, se produce un mecanismo de cronificación del dolor, es decir se crea un circuito de conducción de dolor que funciona autonomamente, que se comporta como si esa grabación de sensaciones estuviese “rayada” y que va ya independiente de la causa que la originó. Este es el motivo por el que a veces aunque se elimine  el problema persiste el dolor. Esto ocurre más cuando existe mucha inervación en la zona afectada como puede ocurrir en la columna.

Cuando comenzamos con molestias o dolores de espalda, no tenemos que entrar en crisis de pánico, no nos vamos a quedar paralíticos en días o minutos. La primera acción en caso de dolor, aparte de acudir a nuestro médico, es  preguntarnos “¿Por qué nos duele?” Siempre vamos a encontrar una respuesta. Puede deberse a malas posiciones, tensión, sobrepeso, falta de ejercicio, golpe, caida. Una vez contestada la pregunta debemos intentar corregir el problema, si ello es posible. Tomar responsabilidad sobre nuestro cuerpo es fundamental en cualquier problema de salud.

Debemos de saber que no necesariamente cuando se tiene dolor de espalda vamos a necesitar una operación. Si miramos los resultados de la cirugía, en los pacientes que se intervienen de columna por motivo de dolor más del 20% persisten con igual o más dolor del que tenían previo a la cirugía y dicho dolor ya es bastante más difícil calmarlo debido a la fibrosis producida en la zona intervenida.

Desafortunadamente en la medicina occidental los problemas de espalda habitualmente están tratados con polifarmacia, cara y mucha de la cual resulta inútil. No se incide tanto en los hábitos de vida y paciente y prescriptor esperan que el paciente mantenga su ritmo habitual y que las pastillas consigan efectos mágicos. Decía Einstein: “Si quieres resultados distintos, no hagas siempre lo mismo”

De Google Images

Según la medicina china el dolor de espalda se produce por bloqueo de la conducción de la energía y de la sangre a nivel de columna. La acupuntura va a actuar sobre los puntos donde está bloqueada la conducción, haciendo que se restablezca el flujo natural y armónico, deshaciendo contracturas y suprimiendo el dolor. También puede actuar sobre algunas de las causas que originan este bloqueo como tensión muscular, sobrepeso, etc. Tiene la ventaja de que no es una técnica invasiva por lo tanto carece de efectos secundarios y tiene efectos beneficiosos colaterales comprobados como la liberación de endorfinas y por ende sensación de relax y fortalecimiento tras las sesiones.

La auriculoterapia funciona muy bien en algias de espalda. En Francia, año 1950, el Dr. Paul Nogier, neurólogo de Lyón comenzó a estudiar pacientes que se habían desahuciado por lumbalgia del hospital y a los cuales se les había quitado la ciatalgia quemándole un punto de la oreja, el punto ciático. Estudió el fenómeno y relacionó patologías con zonas del pabellón auricular y desarrolló el Mapa Somatotópico de la oreja. A partir de esta fecha se extendió el uso de la auriculopuntura en Occidente, ya no con quemadura sino con estimulación con agujas o semillas.

En general para esta patología parece sensato:

  • Preguntarnos: ¿Por qué nos duele? ¿Qué podemos hacer para mejorar? Y actuar corrigiendo posibles causas detectadas.
  • Acudir a nuestro terapeuta de confianza para consultar sobre la causa, los posibles tratamientos y la evolución del proceso.
  • Consultar en internet sobre nuestra patología, centrándonos en: escuelas de pacientes / escuelas de espalda, guías de espalda, asociaciones de enfermos de dicho problema, foros de profesionales con conocimientos del tema: fisioterapeutas, quiropracticos, traumatólogos, especialistas en dolor/anestesiólogos, acupuntores.
  • Cambio de hábitos y actitudes. Responsabilizarnos de nuestro cuerpo. Una actitud positiva en el dolor va a tener un impacto positivo sobre cualquier tratamiento.
  • Valorar todos los tratamientos y decidirnos por los menos agresivos, más naturales y con menos efectos secundarios. Ir escalando en función de resultados.

Ejercicio, cambio de hábitos, fisioterapia, escuelas de espalda, acupuntura, masajes y reflexoterapia,  son un excelente primer escalón para abandonar tempranamente una espiral ascendente hacia el dolor crónico en situaciones de dolor de espalda y quizá nos eviten tener que dar un paso drástico en el futuro en el tratamiento del problema como será la cirugía de columna.

Anuncios

Navegación en la entrada única

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s